Imagenología
Contact Center
Buscar

Noticias
Andes Salud

Trombosis: ¿qué puede aumentar el riesgo?

  13 octubre, 2023

En una nueva conmemoración del Día Mundial de la Trombosis, te contamos de qué se trata este trastorno cardiovascular, qué consecuencias puede tener para la salud y quiénes pueden estar más propensos a desarrollarlo. ¡Sigue leyendo! 

 

El 13 de octubre es el Día Mundial de la Trombosis, una instancia para visibilizar este trastorno y conocer los factores que pueden influir en su posible desarrollo. 

 

La trombosis ocurre cuando se forma un coágulo de sangre al interior de un vaso sanguíneo y obstruye parcial o totalmente el flujo de sangre. Estos coágulos, también llamados trombos, pueden formarse en arterias o venas y traen distintas complicaciones, según su ubicación.  

 

“El trombo es una masa formada por plaquetas, proteínas y células que pueden adherirse entre sí y por consiguiente, instalarse en los vasos sanguíneos. Estos coágulos ocurren como una reacción del cuerpo para sanarse a sí mismo, sin embargo, cuando este sangrado natural no se detiene, no se elimina naturalmente o la vena está inflamada, se queda estancado dando paso a la trombosis”, explicó el doctor Enrique Werlinger, neurólogo adulto del Centro Médico Andes Salud Los Ángeles.

 

¿Cuáles son los distintos tipos de trombosis? 

 

Dependiendo de su comportamiento y de lo que pueden provocar en el organismo, las trombosis pueden categorizarse en: 

 

  • Trombosis venosa: ocurre cuando se forma un coágulo en un vaso sanguíneo que lleva sangre de vuelta al corazón. La trombosis venosa más común es la trombosis venosa profunda (TVP), que generalmente se produce en las piernas. Si un coágulo venoso se desprende y viaja a los pulmones, puede causar una embolia pulmonar, que es una afección potencialmente mortal. 

 

  • Trombosis arterial: ocurre cuando se forma un coágulo en un vaso sanguíneo que lleva sangre desde el corazón hacia los órganos y tejidos del cuerpo. Puede ser peligrosa, ya que puede bloquear el suministro de sangre y oxígeno a una parte del cuerpo, aumentando el riesgo de infarto al miocardio si ocurre en las arterias coronarias, o un accidente cerebrovascular (ACV) si ocurre en las arterias cerebrales. 

 

¿Qué factores aumentan el riesgo de trombosis?

 

Si bien cualquier persona puede desarrollar una trombosis durante su vida, hay quienes podrían estar más vulnerables a padecer esta condición cardiovascular. 

 

Las personas con mayor riesgo, son las que presentan: 

 

  • Inmovilización prolongada: permanecer en la misma posición durante mucho tiempo, como después de una cirugía, durante un vuelo largo o debido a una discapacidad. 

 

  • Fracturas o lesiones graves: las fracturas óseas o lesiones traumáticas pueden dañar los vasos sanguíneos y provocar la formación de coágulos.

 

  • Antecedentes familiares: si familiares cercanos han tenido trombosis venosa profunda o embolia pulmonar, existe un mayor riesgo.

 

  • Embarazo y postparto: el embarazo y el período posterior al parto pueden aumentar las probabilidades de trombosis debido a cambios hormonales y la compresión de las venas pélvicas. 

 

  • Uso de anticonceptivos orales y terapia hormonal: algunos métodos anticonceptivos y terapias hormonales pueden provocar mayor riesgo, especialmente en mujeres que tienen otros factores asociados. 

 

  • Obesidad: el exceso de peso puede generar más presión en las venas de las piernas y dificultar el retorno venoso. 

 

  • Tabaquismo: fumar puede dañar los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de coagulación sanguínea anormal.

 

  • Hipertensión arterial: la presión arterial alta puede dañar las arterias y acrecentar el riesgo de formación de coágulos en las arterias.

 

  • Edad avanzada: el riesgo de trombosis arterial aumenta con la edad, ya que las arterias tienden a volverse menos elásticas y más propensas a la acumulación de placa. 

 

Es importante tener en cuenta que la presencia de uno o más de estos factores de riesgo no garantiza que se desarrollará una trombosis, pero puede aumentar la probabilidad

 

Identificar esos factores y manejarlos adecuadamente con la orientación de un médico especialista, es fundamental para prevenir complicaciones, como la embolia pulmonar, el accidente cerebrovascular o infarto al miocardio. 

  Noticias Relacionadas

Capacitación en RCP a entrenadores y personal de Spo...

  19 febrero, 2024

En el gimnasio Sportlife de Los Ángeles, se llevó a cabo una capacitación en reanimación ...

¿Por qué es importante diagnosticar la epilepsia opo...

  12 febrero, 2024

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la epilepsia es una de las ...

Anticoncepción ¿Cuál es el mejor método para ti?

  9 febrero, 2024

Embarcarse en la decisión de utilizar métodos anticonceptivos en una relación es un paso importante ...

¿Cómo cuidarnos durante las olas de calor?

  30 enero, 2024

En lo que va del verano, ya hemos vivido fuertes olas de calor, con temperaturas ...

Buscar

Para estar informado