Imagenología
Contact Center
Buscar

Noticias
Andes Salud

¿Calambres al nadar? Descubre por qué ocurren y cómo tratarlos?

  1 febrero, 2023

Estas contracciones o espasmos musculares pueden ser muy dolorosos y sorprenderte en la mitad de una sesión de nado. ¿Los has experimentado? Conoce más sobre los calambres, sus causas y qué hacer en caso de que aparezcan. 

Los músculos son esenciales para la vida. Nos permiten realizar actividades como comer, caminar o respirar, y además, mantienen nuestro corazón latiendo de forma constante.

Si bien, existen aquellos encargados de movimientos involuntarios -como los involucrados en la digestión, respondiendo a las órdenes del sistema nervioso autónomo– hay otros músculos responsables de los movimientos voluntarios y que más frecuentemente, pueden verse afectados por calambres, episodios dolorosos que producen una contracción repentina, intensa e involuntaria.

“Los calambres pueden surgir en cualquier momento del día, sin embargo, es más probable experimentarlos mientras dormimos o también, durante o después de hacer ejercicios, como nadar. El riesgo de padecerlos, va aumentando a medida que envejecemos o también, pueden ocurrir de forma más recurrente en mujeres embarazadas”, explicó el doctor Tomás Fuentes, Jefe de la Unidad de Urgencia de Clínica Andes Salud Concepción.

 

Causas de los calambres al nadar 

En personas que se dedican a la natación o que también, nadan de forma ocasional durante los meses de verano, sufrir calambres puede convertirse en algo usual y, ciertamente, muy molesto.

Entre las principales causas de la aparición de estos episodios de contracciones musculares repentinas, que suelen afectar sobre todo a pies, muslos y pantorrillas, es posible identificar:

  • Fatiga o falta de condición física:  el nado es una actividad aeróbica y repetitiva, que involucra a gran parte del cuerpo y si la persona que lo practica, es comúnmente sedentaria, pueden aparecer calambres por falta de entrenamiento o también, en quienes nadan frecuentemente, por exceso de ejercicio, al sobrecargar los distintos grupos musculares.
  • Lesiones musculares: ya sea por movimientos bruscos, como tomar impulso con las paredes de la piscina, o por no hacer un calentamiento previo al ejercicio, los músculos pueden verse sometidos a una gran tensión y sufrir desgarros o micro desgarros, lo que los hace más propensos a contraerse involuntariamente.
  • Deshidratación: al estar dentro de una piscina, los síntomas de deshidratación pueden pasar desapercibidos, es por eso que antes, durante y luego de nadar, es importante recuperar el agua perdida, ya que a través de la transpiración, bajan los niveles de electrolitos, como el magnesio, potasio y calcio. Un déficit de electrolitos, está directamente relacionado a un mayor riesgo de calambres, dado que estos minerales cumplen un rol importante en la contracción y posterior relajación de las fibras musculares.
  • Ejercitarse en ambientes calurosos: generalmente, los nadadores están más expuestos a las temperaturas cálidas. Cuando practican el deporte en invierno, lo hacen dentro de una piscina temperada y en verano, al aire libre. Esta exposición al calor, los cambios de temperatura bruscos y la humedad constante, puede hacer que la deshidratación y la fatiga aumenten, apareciendo los calambres como consecuencia.

 

Qué hacer al experimentar un calambre

“Como se está practicando un deporte en el agua, y los calambres pueden ser muy dolorosos en algunas ocasiones y dificultar el movimiento, es importante tener claras las medidas de acción, para evitar ponernos en mayor riesgo y continuar el nado de forma segura”, añadió la especialista.  

Si experimentas un calambre mientras estás nadando, recuerda:

  • Mantener la calma: al alterarte, tus músculos pueden tensarse más e intensificar el calambre. Busca un lugar seguro donde puedas apoyarte o pide ayuda a alguien cercano para salir del agua si es necesario.
  • Elongar: extiende la extremidad afectada, intenta estirar el músculo contraído y frótalo, haciendo un masaje en la zona. Puedes utilizar las palmas de tus manos con los dedos entrelazados, los pulgares presionando de forma ascendente o hacer un movimiento de amasamiento en zig zag.
  • Aplicar calor: si sientes los músculos tensos antes de nadar, aplica una toalla o compresa tibia en la zona, para relajarlos. Del mismo modo, si tus músculos quedan adoloridos luego del calambre, puedes usar la misma técnica.
cuidados-antes-de-nadar

cuidados-antes-de-nadar

Cómo prevenir los calambres al nadar

Para evitar la intensidad y regularidad de los calambres, podemos implementar medidas simples, pero efectivas, que ayudarán a reducir estos molestos episodios, como por ejemplo:

  • Elonga siempre: antes de nadar o de hacer cualquier deporte, nuestro músculos están en reposo. Al exponerlos a una sobrecarga súbita, estos pueden resentirse y acalambrarse. Por eso, integra como parte de tu rutina de nado, un espacio para estirar tus músculos y calentarlos con movimientos suaves. Incluso, puedes realizar el calentamiento dentro del agua, para aclimatarte.
  • No olvides la hidratación: para ayudar a que el cuerpo pueda recuperar los electrolitos que pierde durante el ejercicio, aseguráte de tomar agua de forma frecuente e idealmente, de llevar siempre contigo una bebida isotónica, sobre todo, para beber luego de tu sesión de nado.
  • Aliméntate de forma saludable: consumir alimentos ricos en calcio, magnesio y potasio, como brócoli, espinacas, cebollas, acelgas, plátano, champiñones, garbanzos, arroz integral y frutos secos, te ayudarán a disminuir el riesgo de tener calambres y además, mejorarán tu salud en general.
  • Descansa: evita sobreexigirte con el ejercicio, tu cuerpo necesita momentos para recuperarse y regenerar las fibras musculares utilizadas. Dormir entre 7 y 8 horas diarias, también será clave para conservar la salud de tus músculos y su correcto funcionamiento.

 

¿Tienes calambres de forma recurrente y aún no descubres la causa? En nuestra red de clínicas Andes Salud, contamos con especialistas expertos para orientarte, determinar la causa de estos episodios y aconsejarte sobre el tratamiento indicado para mejorarlo. ¡Agenda tu hora, para seguir disfrutando los beneficios de la natación sin calambres!

 

  Noticias Relacionadas

Capacitación en RCP a entrenadores y personal de Spo...

  19 febrero, 2024

En el gimnasio Sportlife de Los Ángeles, se llevó a cabo una capacitación en reanimación ...

¿Por qué es importante diagnosticar la epilepsia opo...

  12 febrero, 2024

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la epilepsia es una de las ...

Anticoncepción ¿Cuál es el mejor método para ti?

  9 febrero, 2024

Embarcarse en la decisión de utilizar métodos anticonceptivos en una relación es un paso importante ...

¿Cómo cuidarnos durante las olas de calor?

  30 enero, 2024

En lo que va del verano, ya hemos vivido fuertes olas de calor, con temperaturas ...

Buscar

Para estar informado